VIVE Global: Descubre el Mundo en Directo

16 C
La Plata
sábado, junio 22, 2024

A centímetros de la tragedia: no pudieron asaltarlos y les balearon la casa

Para leer

Las marcas del demencial ataque vistas desde el interior de la vivienda de las víctimas / web

Una pareja de jubilados de Barrio Jardín sufrió en las últimas horas un violento intento de robo que por cuestión de centímetros no terminó en una tragedia.

El hecho tuvo lugar ayer por la madrugada en la zona de 116 y 80 y fue un calco de muchas de las situaciones de inseguridad que le tocan vivir a los jubilados en la Región, sólo que esta vez no llegó a concretarse por el coraje que tuvo el dueño de casa de enfrentar la amenaza con más amenazas.

Como es sabido, los jubilados son el blanco predilecto de los delincuentes.

Poco parece importarle a los hampones la vasta experiencia y el largo camino recorrido de sus víctimas. Mucho menos las limitaciones físicas y las dolencias que suelen tener los adultos mayores.

Muy por el contrario. Sin piedad, utilizan estas debilidades en su favor para imponer su voluntad y someter los adultos mayores a brutales escarnios.

Los problemas en la visión, la lentitud en los movimientos, el bajo nivel de audición y el miedo a terminar “estropeados”, son los ases bajo la manga con los que cuentan los ladrones cuando se deciden a irrumpir en el domicilio de un abuelo o una abuela.

Todas estas debilidades se agudizan aún más si el atraco es cometido de noche.

Por lo general, a raíz de los problemas de insomnio que comienzan a presentarse a cierta edad, muchas de las víctimas se encuentran profundamente dormidas bajo los efectos de fármacos.

Todo este combo los deja con un escaso margen de maniobra para escapar o pedir ayuda y, de este modo, casi están condenados a convertirse en víctimas de estos sorpresivos ataques.

Pero ayer, esta tendencia no se cumplió ya que un jubilado decidió hacerle frente a dos ladrones que se metieron en su propiedad con el claro objetivo de robar.

Así evitó pasar a formar parte de la extensa lista de adultos mayores que han vivido el terror de una entradera.

De todas maneras, tuvo que pagar un precio. Como contrapartida sufrió un grave ataque que por escasos centímetros no le terminó costando la vida.

Como se indicó, el intento de robo comenzó alrededor de las 2 de la mañana cuando el damnificado sintió entredormido voces masculinas en el frente de su casa.

Mientras pensaba si la conversación estaba aconteciendo en la vereda o en su antejardín fue que sobrevino un fuerte estruendo.

Aquel ruido, correspondiente a la rotura de la puerta de su casa, no sólo lo despabiló por completo sino que además lo puso en guardia, “listo para enfrentar lo que fuera”.

“Sospecho que abrieron la puerta con una patada. Con el ruido me levanté de la cama y les grité ‘Se van o los mato hijos de puta’. Y los tipos me hicieron caso. Pero antes me dejaron un regalito. Quizás pensaron que yo los tenía en la mira y que les iba a disparar. La cuestión es que le metieron dos tiros a la ventana”, expresó el damnificado en diálogo con este diario.

Señaló al respecto que tranquilamente podría haber recibido uno de los disparos en su humanidad ya que fueron efectuados cuando él se disponía a dejar su habitación.

“Amagué con salir para ver si ya habían entrado pero al final decidí quedarme. Menos mal que me salió ese impulso porque creo que ahora no estaría contando todo esto”, dijo el hombre mientras mostraba los orificios que quedaron en el vidrio de su ventana, ambos ubicados a un metro de altura con respecto al suelo.

Luego de las detonaciones, la conmoción lo invadió tanto a él como a su esposa y decidieron “atrincherarse” en su habitación hasta que llegara la policía.

“Estos tipos jamás se imaginaron que nosotros dormimos prácticamente en la entrada. Deben haber saltado la reja. Yo no llegué a verlos. Pero, no tenían otra forma de escapar. Seguro eran pibes porque se necesita bastante agilidad para escalar y después salir corriendo”, conjeturó la víctima.

Esta situación tiene lugar tan sólo un día después de dos hechos de inseguridad que causaron revuelo en el mismo sector.

Por un lado, el tiroteo que se produjo en el marco de un robo callejero perpetrado por motochorros contra una adolescente de 17 años. El hecho ocurrió en 116 y 89 y terminó con una mascota muerta luego de ser alcanzada por una bala perdida.

Por otro, el atraco nocturno cometido por una banda de al menos tres adolescentes en una heladería ubicada en 11 entre 80 y 81.

 

- Genesis -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

​ El director del Banco Provincia, Sebastián Galmarini, le "saltó a yugular" al ministro Luis Caputo, luego de que éste...
- Advertisement -spot_img

Otros Artículos de Interés