sábado, octubre 16, 2021
10.7 C
La Plata

Día Nacional por una Argentina sin Chagas

Recomendado

En el marco del Día Nacional por una Argentina sin Chagas, organizado por el Ministerio de Salud de la Nación y distintas asociaciones civiles, se llevó a cabo  hoy el  encuentro virtual para la apertura del Mes Nacional de Chagas.

En diálogo con Vive, Adrian Galo, Director de Enfermedades Transmitidas por Vectores del Ministerio de Salud de la Nación, brindó detalles sobre la enfermedad, sus formas de transmisión y fases.

Adrián Galo, Director de Enfermedades Transmitidas por Vectores del Ministerio de Salud de la Nacion

Galo afirmó que el Chagas es “una enfermedad tropical causada por el parásito Trypanosoma cruzi y considerada desatendida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es principalmente transmitida a los seres humanos y otros mamíferos por un insecto vector conocido como vinchuca”.

Se estima que hay  6 millones de personas infectadas en 21 países de América Latina, de 6 a 7 millones en el mundo y se estima que 70 millones de personas están en riesgo de contraer la enfermedad; y que hay 14.000 muertes por año en la región.

En Argentina, el área endémica para la enfermedad de Chagas, está definida por la presencia del Triatoma infestans (llamada vinchuca, chinches) y comprende a 19 provincias (Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán).

La región de mayor endemicidad histórica se encuentra en el Noroeste y Centro del país, con una superficie que abarca 1.045.087 km y comprende a 13 de las 19 provincias endémicas.

Galo afirmó que “el perfil epidemiológico de la enfermedad Chagas en Argentina en los últimos años se ha modificado, siendo la transmisión congénita la vía que genera mayor número de casos nuevos por año”.

Asimismo, sostuvo que desde Nación “trabajamos en continua articulación con todas las provincias del país, acompañando tanto virtual como presencialmente a las planificación de acciones territoriales que están contempladas en el marco del Proyecto con financiamiento del banco Fonplata, que busca contribuir a reducir la morbimortalidad por enfermedad de Chagas en la República Argentina a través de la interrupción de la transmisión vectorial y el control  de las formas no vectoriales de transmisión del Trypanosoma cruzi“.

“Para ello, nos hemos propuesto y estamos llevando adelante para el abordaje sanitario integral de la problemática; tres componentes principales: el control de la transmisión vectorial (es la que se produce mediante la picadura de la vinchuca) con acciones de evaluación, vigilancia y control en viviendas, el acceso al diagnóstico y tratamiento de las personas con Chagas y, por último, la instalación de la vigilancia institucional y comunitaria. También nos hemos planteado y jerarquizado los lineamientos transversales para el abordaje ambiental y sociocultural de las líneas de acción” explicó el especialista.

Fases de la enfermedad

En otro pasaje de la entrevista, Galo describió las fases de la enfermedad de Chagas: aguda y crónica.

-Fase aguda: la mayoría no presenta ningún síntoma. Si  hay síntomas, duran entre dos a cuatro meses, con manifestaciones como: erupciones cutáneas y nódulos inflamados, aumento del tamaño de los ganglios linfáticos, fiebre, dolor de cabeza, náuseas, diarrea, vómitos y hasta dificultad para respirar.

-Fase crónica indeterminada: Después de la fase aguda, puede pasar a una fase crónica sin síntomas, llamada fase crónica indeterminada; que puede durar años o décadas. Los parásitos siguen presentes en los tejidos de los órganos. En esta fase las personas pueden transmitir la enfermedad.

Fase crónica tardía: La enfermedad progresa a una fase crónica tardía entre un 30 a 40% de los casos. La gran  mayoría tendrá afecciones cardíacos que pueden llevar a la muerte súbita o a una insuficiencia cardíaca progresiva. En menor cuantía, la enfermedad provoca el agrandamiento del tracto digestivo y sus órganos y trastornos motores gastrointestinales.

Formas de transmisión

Por la picadura de insectos infectados- trasmisión vectorial: Las “chinches”, “vinchucas” o “pitos” cuando pican, defecan en la zona de la herida; y la persona al rascarse se inocula el parásito mediante la dispersión de las heces infectadas con Trypanosomas. De esa forma los parásitos entran en la corriente sanguínea. Estos insectos vectores de la enfermedad, viven en grietas ubicadas en las paredes de casas de adobe. O en el peridomicilo. Pican a las personas y a animales para alimentarse.


La trasmisión de madre a hijo: tanto en países endémicos como no endémicos, es la vía de infección más significativa. Países que han logrado controlar la transmisión vectorial, aún continúan con la problemática de la transmisión de madre a hijo. Las formulaciónes pediátricas existentes resultan altamente eficaces en el tratamiento de la enfermedad de Chagas en recién nacidos.


Otras formas de transmisión es por transfusiones de sangre sin controles previos, aunque cada vez con menor incidencia en nuestro país por los estándares de control establecidos en los bancos de sangre o mediante la gestión oral de alimentos contaminados por vinchucas o heces, forma particularmente seria que ocurre más en la región de la Amazona, no así en la Argentina.

Comentar

Ingrese su comentario
Ingrese aquí su nombre

- Anuncio -spot_img
Últimas noticias

Vélez no puede doblegar a Arsenal y empatan en Liniers

15/10/2021 21:15 - Liga Profesional de Fútbol Están...
- Anuncio -

Más artículos como este

- Advertisement -spot_img