VIVE Global: Descubre el Mundo en Directo

16 C
La Plata
sábado, junio 22, 2024

Disgusto en una heladería: huyen con la caja y un kilo de mascarpone

Para leer

El frente de La heladería que resultó asaltada. Los propietarios están indignados / Gonzalo calvelo

Una sucursal de una conocida cadena de heladerías ubicada en el límite entre La Plata y Berisso sufrió un brutal asalto que ejecutó una banda de al menos tres menores de edad.

Según pudo saber este diario, por estas horas los investigadores se encuentran analizando las imágenes de varias cámaras de seguridad de la zona ya que suponen que además de los tres chicos pudo haber participado un sujeto mayor de edad quien habría cumplido dos roles: el de campana y el de regente de la banda.

Fuentes policiales confirmaron que el hecho tuvo lugar en horas de la noche del miércoles en un comercio denominado “Gustito” que se encuentra ubicado en 122, entre 80 y 81.

Según precisaron representantes de la firma que pidieron mantener su identidad a resguardo, el hecho aconteció alrededor de las 21 horas cuando la actividad comercial en la cuadra había cesado casi por completo.

Aprovechando la desolación que imperaba a esa hora en ese sector, tres adolescentes ingresaron al lugar para llevar adelante un plan en el que destacó tanto la coordinación como la división de roles.

Apenas ingresaron este clan delictivo mostró consistencia en el papel que estaban encarnando.

Con la seguridad de un habitué, uno de ellos se dirigió hasta el mostrador y empleando el viejo e inoxidable artilugio de hacerse pasar por cliente, pidió un kilo de helado.

En un intento por erradicar cualquier suspicacia, incluso dejó que el empleado pudiera notar de manera solapada que poseía efectivo para abonar. Nada hacía sospechar a la víctima que en ese momento había comenzado a ejecutarse la primera parte del plan.

Es sabido que muchos ladrones utilizan esta artimaña para inspeccionar el local antes de ejecutar un atraco. Mientras el comerciante completa el pedido o busca un producto, el malviviente analiza distintas variables que necesita tener controladas para que el golpe sea efectivo y termine impune.

Cámaras, la presencia de más personas, salidas secundarias y la ubicación de la caja, son algunos de los puntos en los que el hampón fija su atención.

Es por ello que mientras el joven heladero con casi medio cuerpo dentro de un freezer escarbaba entre los baldes con el objetivo de completar el pote de un kilo de mascarpone que habían requerido, los hampones se dedicaron a observar con mucho detenimiento cada rincón del local.

Fue así que lograron detectar dónde se encontraba la caja, que el local no tenía salidas secundarias y que el empleado se encontraba completamente sólo.

Muy probablemente, con señas, gestos o miradas se transfirieron entre ellos la confirmación de que era el lugar y el momento indicado para saciar su apetito delictivo.

Cuando se encontraba próximo a pesar el helado, los delincuentes lanzaron el ataque contra el empleado. “Es rara la sensación. Te lo puedo decir porque a mi me pasó lo mismo. De pronto estás atendiendo a alguien con la mejor onda y todo se da vuelta. No entendés nada” explicó una comerciante de la misma cuadra al referirse a los trascendidos que escuchó sobre cómo aconteció el episodio.

Lo concreto es que tras mostrar sus verdaderas intenciones, los sujetos pusieron en marcha la segunda fase del robo. De forma sincronizada, mientras uno intentaba abrir la caja, otro se encargó de revisar cada rincón del mobiliario y el tercero se quedó en la puerta haciendo las veces de vigía.

Rodeado y sin salida, al trabajador no le quedó otra opción que cumplir con los requerimiento de los hampones quienes, tras recibir un total de $3470, tomaron el kilo de helado y se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

De forma inmediata el empleado hizo la denuncia y un patrullero de la comisaría décimo sexta que se encuentra a escasos 100 metros se hizo presente en el lugar para tomar los datos físicos y de vestuario de los sospechosos. Fue así que los uniformados montaron un operativo cerrojo en la zona que concluyó con la detención de dos sujetos, quienes tenían en su poder el botín sustraído en la heladería.

Se informó que por su condición de menor de edad, ambos fueron entregados a sus padres una vez que se completaron los trámites.

En tanto, continúa la búsqueda del tercer implicado y de un presunto cuarto colaborador, un hombre de unos 35 años que fue visto en la zona a la misma hora del hecho y con una actitud sospechosa.

 

- Genesis -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

​ El director del Banco Provincia, Sebastián Galmarini, le "saltó a yugular" al ministro Luis Caputo, luego de que éste...
- Advertisement -spot_img

Otros Artículos de Interés