sábado, octubre 16, 2021
10.7 C
La Plata

Género, sexualidad y biología. Términos diferentes que se confunden.

Con la posibilidad de un nuevo DNI para personas que no encajan en el espectro binario de femenino y masculino, se abrieron nuevos debates que llegan a confundir términos como sexualidad, género y biología.

Recomendado

No soy ni hombre ni mujer ¿Qué soy?

El termino categórico de “mujer” o “hombre” fueron designados para diferenciar entre una anatomía de personas con pene y personas con vulva. Pero, sin embargo, estos términos son impuestos para crear una diferencia de poder.

¿Qué quiere decir esto? Que son términos abstractos, fabricados por inscripciones jurídicas y médicas, pero que en realidad no existen, sino que se los usa para establecer un “orden” social y reproducir relaciones de poder. Por ejemplo, si nacías con pene en la década de 1930, podías votar, pero si tenías vagina, no. Y como estos, hay muchos ejemplos que podemos mencionar, incluso en la actualidad como diferenciación entre la vestimenta, la forma de expresarse, la postura, los empleos, etc.

Pero realmente ¿esta diferenciación genital debería ser trasladada a todos los ámbitos? ¿Acaso un órgano deberá ser motivo para designar determinadas tareas a unos y a otros no? ¿No somos todas personas con las mismas posibilidades de hacer y pensar?

Telefé Noticias “Ni hombre, ni mujer: los nuevos géneros” – Noti20.

Al hacernos estas preguntas, podemos empezar por hacer una distinción entre los términos utilizados para una mayor claridad.

Por un lado, existe la categoría “sexo” que es la primera clasificación que se nos hace al nacer.

Esta etiqueta, es usualmente dada primero por un médico basado en los genes, hormonas y partes del cuerpo (como los genitales) con las que naces. Se incluye en tu certificado de nacimiento y describe tu cuerpo como femenino o masculino. Sin embargo, hay personas que en el momento del nacimiento presentan una fusión de ambas anatomías. Estas son llamadas “intersex” y en el momento de su descubrimiento, de acuerdo a las características que predominen mas, se les mutila una parte para “acomodar” el cuerpo, a las categorías binarias.

Por otro lado, el término “genero” es la segunda clasificación que se deduce a partir de la primera categoría (“sexo”) pero en realidad, estos pueden diferir y no estar necesariamente ligados.

El género es lo que estar relacionado a los “roles” que se construyen en una cultura y una sociedad determinada. Es decir, cómo la sociedad razona que tenemos que vernos, pensar y actuar. Por ejemplo, se espera que un niño juegue con autos, no se vista de rosa y sea fuerte.

También como tercera categoría se habla de sexualidad, que también se la relaciona a la primer y segunda categoría (“sexo” y “genero”). La sexualidad en realidad no tiene nada que ver ni con una ni con otra, sino, con los gustos y formas de transitar el placer.

La sexualidad se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, prácticas, roles y relaciones. Abarca aspectos biológicos, socioculturales, que tienen que ver con la construcción del género y de Derechos Humanos. Durante la adolescencia se acentúa el impulso de experimentar con tu cuerpo las posibilidades de expresar, brindar y recibir placer y amor.

Son diversas las formas de experimentar la sexualidad, aunque la cultura y la sociedad han impuesto sólo relaciones heterosexuales (relación entre hombre y mujer), generando discriminación y vulneración de Derechos Humanos en otras expresiones de la sexualidad. Todas las expresiones de la sexualidad, orientaciones e identidades sexuales son válidas, por lo que tienes derecho a la igualdad, al respeto y a expresarte libremente.

¿Qué pasa cuando el sexo asignado al nacer no coincide con tus preferencias?

Esto es muy común, ya que no todas las personas encajan en ese rol social que le fue asignado y se perciben con una identidad (o expresión) de género diferente.

Por ejemplo: Marco, nació con pene y se deduce que su género es masculino, pero en su infancia se da cuenta que no se siente comodx con el género masculino y en su adolescencia empieza a experimentar el género femenino.

Ahora ¿qué pasa con las personas que no encajan ni en una categoría ni en otra?

Estas son las personas no binaras. Como dijimos anteriormente, el género es una construcción social y cultural que se impone de acuerdo a la genitalidad al momento de nacimiento, pero no solo existen dos formas de expresión, sino que existen varias y no necesariamente debería encajar con lo “masculino” o “femenino”. Estas personas que no se identifican con el sistema binario, entienden que el género no marca sus límites para expresarse, no encajan entre el “rosa” ni el “azul”, encajan en ambos o puede encajar en un “gris”.

Como podemos examinar en varios ejemplos, las categorías no son más que etiquetas de diferenciación pero que no llegan a incluir la multiplicidad de vivencias existentes y por eso son cuestionadas cada vez más.

Agénero: ¿la categoría del futuro?

Gracias a la capacidad de derribar estas barreras binarias con el paso del tiempo, y empezar a deconstruir estas etiquetas y los roles de género, podemos ver que la sociedad apunta a no diferenciar más entre una cosa o la otra, sino que aprendemos que la diferenciación que se impone no tiene que ver con incapacidades, sino con elecciones y la libertad de expresarse y vivir la identidad como uno quiera.

En el día de ayer Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en reconocer que existen otras identidades.

 “Hay otras identidades además de la de hombre y mujer, y deben ser respetadas”, señaló el presidente Alberto Fernández durante el acto celebrado en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno, en el que entregó los primeros tres DNI para personas no binarias, para luego agregar que “este es un paso que estamos dando y espero que termine el día en que en el DNI a nadie le pregunten si es hombre o mujer o lo que sea. Es eso lo que tenemos que lograr, qué le importa al Estado saber la orientación sexual de sus ciudadanos”.

Alberto Fernandez y Sasa Testa, Trans No Binarie. Peronista. Transfeminista. Doctorandx en Cs. Sociales (UBA). Foto: @testasasa

A través del Decreto 476/2021 publicado en el Boletín Oficial, en el campo “Sexo” reflejado en el documento, no sólo se podrá optar por las categorías tradicionales de “M” para masculino y “F” para femenino, sino que también se podrá elegir la opción “X”, nomenclatura que comprende a la autopercepción de género no binaria, indeterminada, no especificada, indefinida, no informada, autopercibida, no consignada, y a cualquier otra acepción con la que pudiera identificarse una persona que no se sienta comprendida en el binomio masculino/femenino.

Comentar

Ingrese su comentario
Ingrese aquí su nombre

- Anuncio -spot_img
Últimas noticias

Vélez no puede doblegar a Arsenal y empatan en Liniers

15/10/2021 21:15 - Liga Profesional de Fútbol Están...
- Anuncio -

Más artículos como este

- Advertisement -spot_img