VIVE Global: Descubre el Mundo en Directo

21.6 C
La Plata
jueves, junio 13, 2024

La teoría bonaerense de Kicillof para resistir el plan de llevarlo a la pelea nacional

Para leer

Axel Kicillof parece dispuesto a desafiar la teoría que indica que la Provincia sólo puede ganarse si hay un candidato presidencial que arrastre y derrame su buena imagen sobre el electorado bonaerense. Cerca del Gobernador están convencidos de que ese elemento es importante, pero es tan o más decisiva la potencialidad del dirigente que vaya a la cabeza de la lista provincial. “Si no, pregúntenle a Scioli”, desafían.

Se remiten al antecedente de 2015 cuando el ahora embajador en Brasil fue derrotado por Mauricio Macri. En la Provincia, el candidato del peronismo era Aníbal Fernández que terminó perdiendo frente a María Eugenia Vidal. Existen diversos análisis para realizar respecto de esas dos derrotas, pero cerca de Kicillof juzgan que parte del derrape de Scioli hay que buscarlo en la figura y la performance de entonces del ahora es ministro de Seguridad de la Nación.

“Lo mejor que le puede pasar al Frente de Todos para hacer una buena elección nacional es hacer una muy buena elección en la Provincia”, dicen. Y acotan: “No hay nadie que pueda hacer una mejor elección que Axel en la Provincia”.

Kicillof juega esa ficha con la certeza que le marcan las encuestas: es efectivamente el dirigente que más mide. También se posiciona desde otro costado que le ofrecen esos mismos sondeos. Al Frente de Todos no le sobra nada y no se puede dar el lujo de poner y sacar candidatos en la Provincia porque la hegemonía peronista de otros tiempos hoy no es tal. Existe una sensación instalada en el sentido de que los comicios se ganarán o perderán por 4 puntos. No más que eso.

Esas definiciones son parte del juego estratégico que apunta a resistir la jugada que empujan algunos intendentes del PJ de llevar a Kicillof como candidato presidencial para quedarse con la Provincia. Y se acrecientan a medida que se acerca la fecha del lanzamiento de la Liga de alcaldes que liderará Martín Insaurralde previsto para el 21 de este mes.

Ese conglomerado aparece diseñado con el objetivo de conformar un espacio de poder para influir en el armado de las listas. Pero también busca instalar que los alcaldes tienen a Insaurralde para ofrecer en la Provincia si Kicillof sale disparado como candidato nacional, algo que ellos mismos empujan con el guiño de La Cámpora.

Por eso cerca de Kicillof celebran cuando algún alcalde del Conurbano se sale de esa lógica y apoya la reelección de Kicillof. Lo hizo hace algunas semanas Juan José Mussi, el histórico jefe distrital de Berazategui. En las últimas horas empezó a transitar ese sendero Jorge Ferraresi, el hombre fuerte de Avellaneda.

Habría otro dato que anotan como un gesto que parecería robustecer las chances reeleccionistas del Gobernador. Cristina Kirchner, que será en definitiva quien definirá gran parte del armado oficialista nacional y especialmente el bonaerense, acaba de alentar a Scioli para que salga a la cancha por si el proyecto presidencial de Sergio Massa, por una u otra razón, se queda a mitad de camino. Esa señal podría estar indicando que la vicepresidenta descartaría a Kicillof para la disputa por la Casa Rosada.

El escenario con un candidato único en el oficialismo lejos parece estar de lo que se viene cocinando en Juntos por el Cambio donde abundan nombres para la pelea por la Gobernación.

La idea que enarbolan algunos dirigentes de sintetizar un nombre en la Provincia parece lejana y no sólo por la superabundancia de anotados: también, porque una Paso con dos listas podría transformarse en un antídoto que evite fugas hacia el esquema del libertario Javier Milei.

En las próximas horas habrá novedades al respecto. Diego Santilli, el candidato de Horacio Rodríguez Larreta concretará una suerte de prelanzamiento que tendrá su particularidad: no habrá acto ni discursos, sino una suerte de bombardeo virtual a través de las redes sociales para instalar las ideas y el proyecto del Colorado.

El radicalismo también hará lo suyo. Con un formato más tradicional, se lanzará en Mar del Plata Maximiliano Abad con el respaldo de diversas figuras nacionales. Se trata de una apuesta fuerte de la UCR en medio de sus propias internas y la necesidad de empezar a mostrar las uñas de cara a la definición de las listas y la consecuente negociación con el PRO.

Aún en ese esquema de dispersión, la figura de Mauricio Macri ofició de tregua momentánea. Los candidatos (Santilli, Cristian Ritondo, Néstor Grindetti y Joaquín De La Torre), desfilaron en su reaparición frente al mar para retratarse con él. Dicen que algún que otro radical pasó a saludar.

Cuentan que el ex presidente pese al planteo de algunos de los presentes para que vuelva a ser candidato, prefirió mantener la incógnita. Su figura sigue siendo determinante en la definición del PRO aún cuando desista de largarse en busca de la revancha. Tanto, que Larreta mandó como emisario a Santilli, acaso como para salir al cruce del supuesto rechazo del ex presidente hacia la figura del Colorado. Patricia Bullrich tampoco se quedó de brazos cruzados. Si bien transita por sus últimos días de descanso en Brasil, levantó el teléfono para que no faltaran en el acto dirigentes que reportan a su candidatura.

 

- Genesis -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

La primera reacción de los mercados tras aprobarse la Ley Bases en el Senado

​ Luego de la aprobación de la Ley Bases en el Senado, el foco se puso en cuál será la...
- Advertisement -spot_img

Otros Artículos de Interés