VIVE Global: Descubre el Mundo en Directo

21.1 C
La Plata
viernes, junio 14, 2024

Más tensa, visceral y con lugar para la vulnerabilidad, vuelve “Express”

Para leer

La reconocida actriz española Maggi Civantos, a quien hemos visto en series como “las chicas del cable” o “vis a vis”, protagoniza “Express”, que llega el viernes a Lionsgate+

Retomando la acción desde el pico de tensión con el que cerró la primera temporada, con la protagonista tratando resolver el secuestro de su propia hija, la segunda parte de “Express” -serie española que combina acción y suspenso con una interesante mirada sobre los vínculos familiares- promete ser aún más psicológica y visceral pero con lugar también para la vulnerabilidad, con una Bárbara tratando de buscar desesperadamente que la quieran.

Las estrellas españolas Maggi Civantos (“Las chicas del cable”, “Vis a Vis”) y Kiti Mánver (“Todo por la pasta”, “El gran hotel”, “El inconveniente”) son protagonista y antagonista de esta ficción que estrenará sus nuevos ocho episodios el próximo viernes en el servicio on demand, y que presenta en su historia una sociedad atemorizada por una ola de secuestros extorsivos.

Bárbara (Civantos) es una psicóloga criminal que sufrió en carne propia la experiencia de haber sido secuestrada y que ahora, cuatro años después, sin haber dejado atrás los traumas y consecuencias que aquella situación le provocó a ella y a su familia, es contratada por Emiliana Ortega (Mánver), una ambiciosa empresaria que hizo del miedo un gran negocio. Aunque Bárbara no lo sabe, la empresa para la que trabaja es parte de un sistema de corrupción generalizada.

En diálogo con EL DIA, a través de una videollamada, Civantos y Mánver, que se encontraban en España, adelantaron las claves de esta esperada entrega que incluye la actuación de los argentinos Esteban Meloni y Laura Laprida, además de un gran elenco internacional.

-Maggi, ¿qué podemos esperar de esta segunda temporada de “Express”?

-Hay mucha tensión desde el primer capítulo porque arranca con el final. Entonces, también confluye, de alguna manera, todo lo que se siembra en la primera temporada. También se abren nuevas tramas pero todo está relacionado, y eso me parece muy interesante a nivel de guión, porque genera mucha tensión y muchas ganas de querer seguir viendo. Hay mucha tensión en estos nuevos capítulos, que está sobre todo volcado en la trama principal, y también en la psicología de los personajes, en cómo tienen que resolver las situaciones y cómo en el caso de Bárbara se complica aún más para ella. Es a un nivel más psicológico porque vemos a una mujer luchando por hacer las cosas bien pero todo está mal.

-Cómo ha sido para tí volver a Bárbara, un personaje que, como bien has dicho, no la ha tenido fácil en la primera parte, le ha pasado de todo. ¿Con qué Bárbara nos vamos a encontrar?

-El principio retoma el final de la primera temporada, entonces, fue difícil a nivel acting retomar justo ahí, en ese momento, un año más tarde. Pero hablando del personaje, y sin hacer spoilers, podría decir que Bárbara tiene la necesidad de que la quieran. Hay, por un lado, mucha tensión pero también hay mucha necesidad de amor, de cubrir un espacio en su vida que se queda vacío y que, de alguna forma, necesita para continuar y para sentirse buena madre. Bárbara se va a encontrar con muchos problemas, y a nivel personal, de alguna forma se van a ir sumando traumas: ya no solo está el trauma de su secuestro sino que también su hija ha sido secuestrada. Vamos añadiendo miedos, y entonces a nivel psicológico la complejidad del personaje es mayor porque tiene que enfrentarse a todos estos miedos, y a todos lo que le vienen. Sobre todo vemos a una mujer muy obcecada, ya no cuenta como profesional, de alguna forma se vuelve más irracional y más emocional. Entonces, hay un personaje mucho más visceral en esta temporada.

-Kiti, has alumbrado a varias villanas pero esta es particular. No sé si es de las más malas, malas pero siempre está un paso adelante. ¿A qué te ha desafiado este personaje?

-Me encanta porque los periodistas siempre dicen que la señora Ortega no es de las malas, malas (risas).

-Al menos, no parece. Lo tiene escondido muy bien…

-Ah, bueno, vale (risas), porque yo creo que es la peor que he hecho, la más malvada de todas. Quizás lo curioso de ella es que no se le nota. Un poco como a algunas políticas que tenemos por aquí y por allí también (risas). Pero siempre es súper interesante indagar en todas esas cabezas, en esas maneras de sentir y de no sentir. Yo creo que cuando se tiene esa capacidad para rumiar tantas cosas de las que dan igual las consecuencias de lo que estás tramando para conseguir poder, y que no te importe el resto, a mí eso me impresiona. No sé si tendrán miedo o quizás el miedo es el que les hace ser así. Como dicen los budistas: si hay tanta violencia y tanta maldad es porque tienen mucho miedo. No sé muy bien a qué pero lo tiene. Eso me gusta mucho de este personaje que, bueno, es un fiel reflejo de cosas que pasan en la vida real. Una persona que su meta tan clara es el poder y a la que no le importa nada. Caiga quien caiga.

-“Express” habla de muchas cosas pero es el medio, a la que la mencionan como la “empresa más grande del mundo”, la que la atraviesa de principio a final. ¿A qué le tienen miedo ustedes en sus vidas personales?

-Maggi: La manipulación me da mucho miedo. Creo que hay mucha manipulación mediática y en redes sociales. Esta verdad que esta serie nos cuenta a mí me da miedo. Creo que al final toda la tecnología está haciendo que estemos más comunicados pero también más desinformados, porque al final nos creemos lo que nos cuentan pero no analizamos lo que pasa. Y eso forma parte de un sistema. No sé cuál es el sistema, estoy hablando en general, como sociedad. Y a mí sí me asusta la sociedad que estamos creando, que piensa menos y de alguna forma sigue más. Me da un poco de miedo hacia donde va el futuro, o hacia donde vamos como sociedad, y creo que la serie, en este sentido, habla de algo que personalmente me toca.

-Kiti: Una de las cosas que más miedo da, no es que me lo dé a mí sola sino que nos lo debe dar a todos, es que se han apropiado de la inmensa mayoría de todos los medios de comunicación, que era lo que les quedaba por no tener y ya también lo tienen. Y desde ese lado es desde donde hacen ellos esa manipulación de la que habla Maggi (…). Ya la mentira se ha instalado de una manera tan bestial en los medios de comunicación que son de una manera de pensar, que son los súper mega poderosos, que son los que están en un lado concreto, que es el poder y el dinero. Entonces, están haciendo barbaridades. Poco a poco están moldeando las cabezas para que la gente sea cada vez más sin pensar: van con las orejeras y se creen todo, su altar es la televisión o las redes. Y en las redes ponen mogollones de seguidores de mentira para confundir a la gente. La mentira está instalada como una cosa normal y, además, está en boca de todos los que supuestamente son los que deberíamos seguir. Los que supuestamente son los bien pensantes. Vamos, son capaces hasta de cargarse al Papa, ahora que hay un Papa un poco decente y que dice cosas más cercanas a las personas normales. Entonces, eso es la mentira, es una cosa que me da muchísimo miedo.

 

- Genesis -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

US$50.000 millones: súper préstamo del G7 a Ucrania

​ Olaf Scholz (Alemania), Justin Trudeau (Canadá), emmanuel Macron (Francia), Giorgia Meloni (Italia), Joe Biden (EE UU), Fumio Kishida (Japón)...
- Advertisement -spot_img

Otros Artículos de Interés